hambre en el mundo ONU

Hambre en el mundo: 815 millones de desnutridos

Artículos, Colaboraciones

Hambre en el mundo : 815 millones de desnutridos

Señor director :

Los organismos internacionales acaban de publicar el balance del estado de la alimentación de la población mundial y él es catastròfico. En efecto , en el año 2016 se contaban 815 millones de hombres, mujeres y niños subalimentados , es decir unas personas que no pudieron alimentarse normalmente y cuyos organismos no contaron con el mìnimo aporte de calorìas para subsistir.

Esta insoportable cifra es por lo demàs en aumento comparada con la del año precedente, 2015, en el que el nùmero de personas sufriendo de hambre fue de 771 millones.

Y todo esto ocurre en un mundo  en el que se nos repite a diario que es el mejor de los mundos posibles gracias a la extensión del comercio mundial, a las inversiones masivas , a los avances tecnològicos, etc,etc, que estàn asociados al capitalismo neoliberal.

Sin duda que una parte de la subalimentaciòn que padecen las poblaciones en el planeta es debida a las guerras locales en ciertos paìses africanos  asì como a la sequìa que afecta a otros . Ella es debida también a la imprevisiòn de gobernantes incapaces y , muchas veces corruptos, que estàn a la cabeza de Estados que no tienen sino la apariencia de tales. Pero ¿ olvidaremos que estas estructuras estatales fueron las improvisadas por los antiguos colonizadores y que los gobernantes corruptos y muchos de los conflictos bélicos  facilitan los negocios de las transnacionales occidentales y , ahora, también chinas?

Lo cierto es que el enriquecimiento inaudito de los màs ricos del planeta, un enriquecimiento que no cesa de progresar,  y las producciones  acumuladas en las naciones màs desarrolladas hacen insensible al hambre y a la tragedia  de unas poblaciones que no interesan porque no constituyen un mercado solvente.

Asì pues si  el desarrollo tan anhelado al que nos empujan los  potentados chilenos y unos gobernantes pusilánimes va a hacerse al precio de darle la espalda al mundo de los que sufren en el planeta  y en nuestro paìs,  podemos decir desde ahora NO.

José Aguirre C.

La discución se ha cerrado.

Reglas del juego: La Guillotina está abierta a todos los pensamientos. El debate, junto con la posibilidad de disentir del otro, conlleva la crítica, el lenguaje directo o agudo, el humor y el uso de todas las figuras literarias que ilustren la expresión de las ideas. Tal libertad, exige, asimismo, que la discusión, aunque álgida y dura, sea respetuosa y atingente a los temas abordados. El llamado es a evitar comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas y/o las instituciones. La Guillotina asume que quienes no respeten estos principios básicos corren el riesgo de la réplica y de quedar aislados.